IZABALNACIONALES

Jueces de Izabal habrían cobrado por otorgar la libertad a presuntos narcotraficantes.

El trasiego de 515 kilos de cocaína por el Río Escondido, en Puerto Barrios, Izabal, ha dejado a presuntos narcotraficantes capturados, y puso en evidencia la corrupción en el sistema de justicia del departamento, pues escuchas telefónicas incriminan a jueces.

En la audiencia de primera declaración de los detenidos, escuchas telefónicas sugieren que jueces habrían recibido dinero a cambio de otorgar la libertad a los señalados de tráfico de drogas.

Los investigadores antinarcóticos de la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP) desde principios de año dieron seguimiento a una estructura que se encargó del trasiego de drogas en Puerto Barrios.

Su sede de operaciones era una casa ubicada en el barrio La Esperanza, colindante con el Río Escondido, que dos kilómetros adelante se conectan a la Bahía de Amatique, en el Océano Atlántico.

El Río Escondido fue la ruta para traer droga que fue transportada a la bahía, luego era llevada a la vivienda y allí se cargaba y salía en algún vehículo para continuar su traslado hacia México, pero el 25 de septiembre pasado todo ese plan fue frustrado por las fuerzas antinarcóticas y se decomisó un cargamento de cocaína valorado en Q53 millones.

Información obtenida de Prensa Libre.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba