MUNDO

Este fin de semana tendrá lugar el único eclipse solar total del 2021.

El evento total será visible solo desde la Antártida, pero los aficionados a la astronomía del resto del hemisferio sur, incluyendo algunas zonas de Chile, Nueva Zelanda y Australia, podrán disfrutar de un eclipse del sol parcial.

Esta semana se producirá el único eclipse de sol total de este año, pero será visible solo desde la Antártida, de acuerdo con los datos de la NASA. El evento, que tendrá lugar el próximo sábado 4 de diciembre, alcanzará su máxima extensión alrededor de las 07:33 GMT para los espectadores que se encuentren cerca de la barrera de hielo Filchner-Ronne del continente antártico.

Sin embargo, los aficionados a la astronomía del resto del hemisferio sur –incluyendo algunas zonas de Chile, Nueva Zelanda, Australia, Namibia, Lesoto, Sudáfrica, la isla británica de Santa Helena, islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, islas Crozet e islas Malvinas– podrán disfrutar de un eclipse parcial. En la mayoría de estos lugares, el fenómeno se producirá antes, durante y después del amanecer o el atardecer, lo que significa que los observadores necesitarán tener una visión clara del horizonte para poder verlo.

El próximo eclipse solar total se producirá el 8 de abril de 2024 y será ampliamente visible en Canadá, México y EE.UU. Mientras tanto, en Europa no se espera que se produzca ningún evento astronómico de este tipo en este siglo.

¿Cuándo ocurre un eclipse solar?
Un eclipse solar se produce cuando la Luna se sitúa entre el Sol y la Tierra, proyectando una sombra sobre esta y bloqueando total o parcialmente la luz del astro en algunas zonas de nuestro planeta, según explica la agencia espacial estadounidense.

Para que se produzca un eclipse solar total, el Sol, la Luna y la Tierra deben estar alineados. Los observadores que se encuentran en el centro de la sombra del satélite natural cuando este se sitúa ante nuestro planeta pueden ver un eclipse total. En ese momento, el cielo se vuelve muy oscuro, como si fuera el amanecer o el atardecer. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, aquellos que se encuentran en la trayectoria de un eclipse total pueden ver la corona solar, es decir, la atmósfera exterior del Sol, que de otro modo queda oculta por el brillo del astro.

¿Cómo observar el fenómeno?
La NASA advierte que nunca es seguro mirar directamente al sol, incluso si este está oscurecido parcialmente o en gran parte. Para hacerlo es necesario ponerse unas gafas de visión solar o de eclipse (que no son unas gafas de sol normales) durante todo el evento. Si uno se encuentra en la trayectoria de un eclipse solar total, se puede quitar las gafas de visión solar o de eclipse solo cuando la luna esté bloqueando completamente el sol.

Si no se dispone de gafas de observación solar o de eclipse, un método alternativo es usar un proyector estenopeico, que no debe utilizarse para mirar directamente al astro, sino para proyectar la luz solar sobre una superficie.

Además, si las condiciones meteorológicas lo permiten, la NASA transmitirá una vista del eclipse solar total desde el glaciar Unión, en la Antártida.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba