MUNDO

Muñecas de bebés hiperrealistas ayudan a que padres logren superar el duelo.

La juguetes Reborn facilitan que muchos superen la pérdida de un hijo, un aborto espontáneo o el nacimiento de un niño muerto. Además, también son compradas por quienes no pueden tener hijos.

Para muchos padres, tener que superar un aborto espontáneo, el nacimiento de un niño muerto o incluso el fallecimiento de su hijo, es un dolor que se les hace increíblemente difícil de controlar. A tal nivel, que el duelo puede no solo durar meses, sino que hasta años.

Por lo que ante situaciones tan complejas como estas, en las que son varias personas las que no logran ver esperanzas después de tan duras pérdidas, hay no pocos que logran encontrarlas en diferentes cosas que les ayudan a superar una etapa tan compleja e inesperada de su vida.

Es ahí donde para mucha gente que ha perdido a un hijo, que aparecen las muñecas Reborn. Que son una especie de juguete en la que su fabricante lo transforma por completo para que se parezca lo más posible a un bebé humano. Es tanto el realismo que se busca impregnarle, que hasta en ocasiones es posible verles los vasos sanguíneos. Y es que el objetivo de este producto es dar la sensación al usuario de que tiene en sus brazos un niño de verdad. Un fin y un uso bastante extraño, pero que en momentos oscuros es más que entendible.

Debido a que estas muñecas Reborn, al ser tan realistas, permiten dar consuelo a los padres que, de algún modo u otro, han perdido un hijo. Ya que además de permitirse adormecer el dolor de perder a un bebé durante una considerable cantidad de tiempo, también ayudan que ellos hallen un nuevo enfoque de lo que fue el traumático suceso. Sirviendo así para paliar los efectos de la depresión y del trastorno de estrés postraumático.

Este producto que tan solo es fabricado con silicona y que es pintado minuciosamente a mano por un artista para darle realismo a su piel, no solo es requerido por padres que perdieron un hijo, sino que también hay muchos que lo adquieren cuando, por diversas razones, no pueden tener su propio bebé o simplemente necesitan llenar un vacío de alguna manera. Una práctica, que según Mirror, incluso tiene a personalidades como la modelo y cantante Courtney Stodden, entre quienes se vieron influenciados a comprar a una muñeca Reborn por expreso consejo de su terapeuta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Abrir chat
Hola
¿Te gustaría recibir estas noticias en tu Whatsapp?