IZABALPUERTO BARRIOSSOCIALES

Humillados y expuestos a condiciones infrahumanas por la PNC

La noche del viernes 21 de mayo del presente año, personas que consumían sus sagrados alimentos en un restaurante ubicado en el barrio El Rastro, Puerto Barrios, experimentaron en carne propia lo que es estar bajo el yugo de una dictadura totalitaria al estilo de los nazis, los cuales se caracterizaban por ser abusivos y cometer todo tipo de atropellos en contra de sus mismos compatriotas.

De hecho al día siguiente publicamos la fotografía de las familias que se encontraban frente al Organismo Judicial, intentando recuperar la libertad de quienes fueron secuestrados de manera arbitraria por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), en contubernio con el grupo multisectorial, los cuales no hicieron nada para impedir este atropello, se realizó una comparación con el régimen nazi y como era de esperarse hubieron opiniones enfrentadas en los comentarios, pero más cólera dieron aquellos que optaron por burlarse de lo acontecido, nos recordaron a los venezolanos que se reían del vecino cuando le expropiaban la casa al inicio del régimen chavista, hoy esos burlistas probablemente ya están hasta muertos o bebiéndose el llanto por la miseria que acontece en su país, es por eso que este caso acontecido en Puerto Barrios, no debe de quedar impune.

Te invitamos a leer el testimonio de uno de los afectados, el cual es algo extenso pero no tiene desperdicio alguno, no te burles, es momento de unirnos como país y poner a estos cerdos de azul en su lugar, ya que si permitimos que sigan cometiendo actos como este, cuando sientas violarán a tu hermana, a tu madre y a tu hija enfrente tuyo y no te quedará más que agachar la cabeza y aceptar que cuando pudiste hacer algo, simplemente te quedaste de brazos cruzados, hoy solamente tienes que compartir y darle difusión a esta nota.

Testimonio de una víctima

«El día viernes 21 de mayo sucedió algo que no me imagine que pasaría, pero pasó, resulta que había un grupo de compañeros de trabajo que se encontraban en área restaurante cenando y también estaba una familia completa en la cual había una menor de edad, cosa que compruebo con la factura del mismo restaurante el cual hace validar que habíamos varias personas consumiendo alimentos.

Luego a eso de las 21:15 horas apareció un grupo de autoridades llamado multisectorial, el cual estaba ejecutando su trabajo de acuerdo a la orden presidencial sobre prohibir la venta y expendio de bebidas alcohólicas así como el consumo de las mismas.

Cabe destacar que a la par del restaurante existe un bar discoteca la cual según notamos le habían disminuido al volumen, desconocemos si ya estaban cerrando ya que nos encontrábamos en el área de al lado donde está el restaurante.

Varias personas dijeron métanse al agua pero habían damas y caballeros de edad avanzada, así como gente profesional y con lógica propia pensando que las autoridades serian igual de profesionales, ojo que no todos lo fueron porque hubieron personas realmente muy amables y con carácter de ley de forma correcta y que se portaron de lo mejor, por eso decidimos dirigirnos por la salida principal para poder retirarnos del lugar ya que se supone que la ley se aplicaría solo a las personas que estaban consumiendo bebidas alcohólicas.

Pero lamentablemente no fue así y aplicaron la ley para todos por igual, negando nuestros derechos, además nuestro grupo solicito a las autoridades que nos brindaran un aparato para realizar prueba de alcohol respectiva, así como lo realizaron en la semana santa en otros lugares en los cuales efectuaron el mismo operativo, dijeron que no tenían el aparato y se negaron a buscar una solución.

Asimismo algo que nos causó tanta gracia, es que las 31 personas que fuimos detenidos, todos portábamos mascarilla, y las autoridades, en específico los señores agentes de la PNC, muchos ni siquiera portaban correctamente la mascarilla y mucho menos respetaban el distanciamiento para prevenir el Covid19, cosa que se puede comprobar con los videos de seguridad del restaurante como prueba fundamental.

Esto se le hizo saber a la persona del área de salud que formaba parte de la comisión, la cual es una completa desinteresada a la vida ya que la respuesta que dio fue que ella no podía hacer nada para evitarlo, esto es completamente inaudito ya que cargan personal de salud para esos motivos en específico.

Luego todos fuimos engrilletados en parejas y nos llevaron a la estación, donde nos mantuvieron mucho tiempo en el parqueo de la Comisaría 61 de Puerto Barrios, tratando de tomar fotografías de nosotros, hubieron agentes de la PNC muy amables los cuales se portaron realmente a la altura, pero también hubieron otros que tenían dejaban mucho que desear.

Después de un tiempo inicio fuerte lluvia y nos metieron debajo de una galera la cual tiene muchas goteras, en ella nos tenían acorralados como si fuese un gallinero y no se guardaba nuevamente el distanciamiento, cabe destacar nuevamente que en dicha estación no creen que existe el Covid19, y todos andan como que si nada sucediera y estoy más que seguro que en dicho lugar habrán muchos contagiados debido a la cantidad de personas aglomeradas ya que muchos de los detenidos nos quitamos la mascarilla ya que queríamos descansar sentados en el piso otros recostados en la malla metálica y la misma mascarilla dificulta la respiración.

Déjenme decirles que realmente las instalaciones en las que viven los señores agentes son una porquería y lo manifiesto ya que no cuentan con agua, no cuentan con una limpieza adecuada la cual a saber ni cuantas enfermedades podrán adquirir por vivir en la precariedad en la que viven, ojalá el gobierno con todos los impuestos que nos quitan pudieran darles algo para ayudarlos, ya que tampoco cuentan con cárceles, si no que mantienen a los detenidos al aire libre durmiendo en el piso con sancudos y cuanta suciedad exista en el mismo.

Asimismo cuando llueve se inunda el lugar, nos tocó que estar sobre la posa de agua que se formó, en conclusión en una total mediocridad, entiendo que un detenido pierde sus derechos, pero hay que ser conscientes de que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario ante un tribunal.

Pero regresando al tema de salud de Covid19, exigimos a las autoridades de salud se le realice prueba de hisopado a todos los agentes de la Comisaría 61, ya que ellos no cuentan con el más mínimo interés de resguardarse y mantener las medidas de bioseguridad.

Para no hacer más larga la historia, nos pasamos a la parte donde estamos en el juzgado, donde ya pudimos estar en mejores condiciones. Resumiré lo siguiente: La respetable señora Juez quien se comportó de una manera muy estricta, justa y comprensible, dispuso imponernos a realizar un donativo a alguna institución de beneficencia por un monto determinado y aceptable, o poder defendernos en juicio, tema en el cual la mayoría decidió realizar dicha donación de beneficencia, ya que todos estábamos cansados, algunos estaban enfermos y lo que queríamos era salir ya de la situación en la que nos encontrábamos y volver a casa.

Cabe destacar y es lo que mas quiero que se investigue por alguna autoridad superior es que EL INFORME POLICIAL INDICABA QUE A TODOS NOS APRENDIERON EN INFRAGANTI DENTRO DE LA DISCOTECA BAR Y QUE ESTABAMOS EN ESTADO ALCOHOLIZADOS, Y NO FUE ASI, NOSOTROS EXIGIMOS A LAS AUTORIDADES LA PRUEBA DE ALCOHOLEMIA LA CUAL SE NEGARON A REALIZAR, TAMBIÉN INDICARON EN SU REPORTE QUE NO GUARDAMOS EL DISTANCIMIENTO SOCIAL Y NO PORTABAMOS MASCARILLA, LO GRACIOSO COMO DIJE EN EL INICIO DE ESTE MENSAJE ES QUE LA PROPIA PNC ERA QUIEN NO PORTABA SU MASCARILLA Y SE MOLESTARON PORQUE COMO CIUDADANOS CON DERECHOS LES EXIGIMOS QUE SE LAS COLOCARAN Y NO HACÍAN CASO, POR LO QUE ABUSARON DE SU AUTORIDAD AL ACTUAR DE ESA MANERA.

NOSOTROS FUIMOS MAS EDUCADOS Y RESPONSABLES QUE LAS PROPIAS AUTORIDADES, REPITO, VARIAS PERSONAS DE DIFERENTES INSTITUCIONES SE PORTARON A LA ALTURA Y COMO PROFESIONALES LES DAMOS NUESTROS RESPETOS Y LAS GRACIAS DE PARTE DE TODO EL GRUPO DE DETENIDOS, EN FIN YA TODOS SALIMOS Y ESTAMOS LIBRES CON LOS ANTECEDENTES MANCHADOS POR UNA FALTA YA QUE NO ES UN DELITO LO QUE SE INDICA QUE SE COMETIÓ.

Pedimos a las autoridades superiores que se tomen cartas en el asunto y olvidaba algo, los señores agentes no revisaron los documentos de las personas y no se percataron que había una menor de edad la cual fue tratada igual que todo el grupo y que aparentemente se encuentra en estado de gestación, además hubo un policía que se encontraba va de tomarle fotos a todas las féminas del lugar cuando estaban durmiendo y estaban desprevenidos, no sabemos con que fin lo hizo, pero muchos de los detenidos se quedaron callados por miedo alguna represalia, tenemos la foto que lo demuestra».

Ese fue el testimonio de uno de los afectados por estos nazis modernos empoderados por los decretos dictatoriales emitidos por el ejecutivo, ya es tiempo de reaccionar y exigir la derogación de todas estas leyes que no han hecho más que sacar a relucir la tiranía de muchos oficiales que un un poquito de poder que les otorga la ley, se siente con derecho de tratar a sus semejantes peor que animales.

No seamos como los venezolanos que solo se reían cuando los agentes del chavismo llegaban a llevarse al vecino, si no somos solidarios terminaremos peor que ellos haciendo filas interminables para conseguir un pan rancio y una bolsa de menudos de pollo para comer.

¡Comparte y dale difusión!

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram en el cual compartimos ideas, temas de interés nacional e internacional y todo tipo de curiosidades, pulsa o dale clic a este texto para acceder.

Recuerda descargar nuestra aplicación la cual te será de mucha utilidad para esta crisis, puedes pulsar sobre este texto para ir a la Play Store de Google, está disponible solamente para dispositivos Android.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Abrir chat
Hola
¿Te gustaría recibir estas noticias en tu Whatsapp?