INTERNACIONALES

Entre los peores de América: Guatemala no ha vacunado ni al 1% de la población contra el covid-19

Ministerio de Salud aún no ha terminado de inyectar al personal de primera línea de batalla y ya hay desorden y confusión sobre la fase 2.

A seis semanas de haber comenzado a vacunar contra la covid-19, Guatemala apenas ha cubierto al 1,48 % de personas contempladas en el Plan Nacional de Vacunación o el 0.75 % del total de habitantes, equivalente al cuarto peor registro del continente.

Pese a que el Gobierno priorizó la vacuna para personal de salud, ha habido confusión entre los habitantes y vacíos aprovechados por políticos, adultos mayores fuera de tiempo o entidades privadas y organizaciones no gubernamentales que han inscrito a personal que debió aguardar a siguientes fases.

Tras un año y casi un mes de lidiar con la pandemia, Guatemala acumula 6 mil 928 fallecidos y 198 mil 374 contagios de covid-19, con una tasa de 41.4 decesos por cada 100 mil habitantes y un exceso de mortalidad de 15 mi personas relacionadas con el coronavirus, según estudios basados en información oficial.

En el sótano
El Plan Nacional de Vacunación de Guatemala contempla inyectar a 8.3 millones de personas, la mitad de la población. Son todos los adultos del país, divididos en cuatro fases: personal de salud; mayores de 70 años o de 50 con comorbilidades, policías, maestros; militares y adultos en general, con sus respectivas subfases.

Sin embargo, hasta el pasado 7 de abril, la cartera sanitaria había cumplido con el 1.48 % del plan. Es decir, se han aplicado 123 mil 473 dosis de vacunas, en un 98 por ciento correspondientes a la farmacéutica AstraZeneca y el resto a Moderna.

A la fecha, Guatemala ha recibido 143 mil 300 vacunas (286 mil 600 dosis), 40 mil 800 de ellas conseguidas por medio del mecanismo Covax de la OMS (AstraZeneca), además de 200 mil donadas por India (también de AstraZeneca) y 5 mil obsequiadas por Israel (Moderna).

Si bien Guatemala ha aplicado 123 mil 473 dosis, que en cantidad neta lo ubican como el país número 15 con más dosis administradas en América -según el tablero de la OMS-, la relación con el total de la población rebaja a Guatemala a la cuarta peor nación del continente al respecto, con un 0.75%, por encima de Paraguay (0.61 %), Honduras (0,59) y Trinidad y Tobago (0,08), aunque se desconocen los casos de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

EL PROCESO DE VACUNACIÓN AVANZA CON LENTITUD EN GUATEMALA, DONDE SE PREVÉ UNA TERCERA OLA DE CONTAGIOS DE CORONAVIRUS. (FOTO: AFP)

Desorden
Durante la Semana Santa, cuando el país descansaba y hay menos personal trabajando, miles de adultos mayores de 70 años acudieron a centros de vacunación a reclamar la inmunización, aún cuando no les correspondía según el plan original.

Una cantidad incierta de estos fue vacunada tras esperar más de 8 horas en promedio, bajo el sol, aglomeraciones y las reducidas temperaturas de madrugada.

Los adultos mayores, aparentemente, arribaron al lugar de vacunación tras recibir información falsa en cadenas por redes sociales y por WhatsApp.

Le puede interesar | Feci confirma que Gustavo Alejos es testigo en caso Comisiones paralelas 2020

También hubo polémica en marzo pasado cuando se hizo público que estudiantes de primer y segundo año de medicina de la Universidad Francisco Marroquín (privada), así como personal de limpieza y seguridad de la institución, también fueron inscritos y vacunados, aún cuando no tienen trato hospitalario directo.

Falta transparencia
Apenas el pasado 6 de abril, 42 días después de iniciar la vacunación, fue publicado el primer listado preliminar de personas vacunadas, tras presiones de diversos sectores al Ministerio de Salud.

También, expertos y organizaciones no gubernamentales como Laboratorio de Datos, dirigido por la médica y exsecretaria de Planificación de la Presidencia (2008-2012), Karin Slowing, han señalado que hay renglones de los listados de personas vacunadas no explícitos, una situación que da pie a la opacidad.

El propio Ministerio de Salud ha categorizado 18 mil 783 personas en un renglón “otros”, que contempla “trabajadores vinculados a servicios de salud que no están categorizados dentro de la lista de los puestos más comunes”, y afirma que “en un campo adicional se agrega la descripción del puesto específico”.

Es el caso del alcalde de Villa Canales, Julio Marroquín, investigado por haber sido vacunado en marzo tras haberse registrado como supuesto “jefe de las Clínicas Municipales de Salud” del municipio que preside, según él “autorizado por el área de Salud correspondiente”.

La directora de Comunicación del Ministerio de Salud, Julia Barrera, indicó que, “de acuerdo con el Sistema Gerencial en Salud, los nombres de personas vacunadas al momento corresponden a las que se han registrado y acreditado como de la Fase actual de vacunación que es la Uno”.

Además, la cartera “ha advertido a todas las instituciones que están registrando personal para que estos cumplan con los criterios establecidos en dicha Fase”, indicó Barrera.

Etiquetas

ZALO CARRILLO

Sin compromiso con ningún político. Si algo de mi nota no te gusta puedes comunicarte al 32136482 y no te quejes con nadie mas que yo no tengo jefe a quien darle cuentas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Abrir chat
Hola
¿Te gustaría recibir estas noticias en tu Whatsapp?