INTERNACIONALES

Primera personas en el Mundo en recibir trasplante de tráquea

PRIMER PERSONA EN RECIBIR TRASPLANTE DE TRÁQUEA.

Sonia Sein, una mujer de 56 años, que vive en Nueva York, Estados Unidos, se convirtió en la primera paciente en recibir un trasplante de tráquea donada por otra persona.

La operación duró 18 horas y se hizo a partir de la donación directa. Hasta el momento, la cirugía fue un éxito y sería la primera intervención de ese tipo en el mundo.

Durante seis años, Sein padeció problemas para respirar tras someterse a extensos tratamientos para el asma que le dañaron severamente la tráquea.

Sein recibió el trasplante en enero pasado. Llevaba seis años soportando un tubo insertado en la tráquea para mantenerla con vida. No podía hablar más de 5 minutos seguidos, pero ahora ya puede bailar, hablar y jugar con sus nietos.

La mujer tenía su tráquea gravemente dañada debido a la intubación repetida tras un ataque de asma en 2014.

Hubo varios intentos quirúrgicos fallidos de reconstruir su tráquea que provocaron un daño mayor.

La mujer respiraba a través de una traqueotomía, un orificio creado quirúrgicamente en su cuello, y corría un alto riesgo de asfixia y muerte debido a la progresión de su enfermedad de las vías respiratorias y a la probabilidad de que su tráquea se colapsara.

El trasplante fue desarrollado y dirigido por el doctor Eric Genden, presidente de otorrinolaringología-cirugía de cabeza y cuello del Sistema de Salud Mount Sinai de Nueva York.

La intervención se realizó el pasado 13 de enero y participó un equipo de más de 50 especialistas, entre ellos cirujanos, enfermeros, anestesistas, especialistas en vías respiratorias y residentes.

Consideran que es un hito porque, a diferencia de los riñones, los corazones y los pulmones, la tráquea ha desafiado décadas de intentos de trasplante.

Los médicos aseguran que el trasplante de tráquea tiene el potencial de salvar la vida de miles de pacientes de todo el mundo con defectos congénitos en la tráquea, enfermedades intratables de las vías respiratorias, quemaduras, tumores o daños graves en la tráquea por intubación, incluidos los que han sido hospitalizados por COVID-19.

Hasta ahora, no existían tratamientos a largo plazo para estos pacientes con daños traqueales de largo alcance.

La tráquea es esencial para el habla, la respiración y la función pulmonar normal. Conecta a la laringe con los pulmones y desempeña un papel fundamental en la función pulmonar normal, en el sistema inmunitario y en la respiración.

Después de la cirugía, Sonia tiene que tomar medicamentos fuertes para prevenir el rechazo del órgano, pero los médicos tienen esperanzas de eliminar gradualmente el uso de los fármacos. Menos de tres meses después de la operación no ha habido complicaciones ni señales de rechazo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Abrir chat
Hola
¿Te gustaría recibir estas noticias en tu Whatsapp?