IZABALPUERTO BARRIOS

Los esclavos del siglo XXI | Los «chinos» de la tienda

Un tema polémico que a dado mucho de que hablar en las últimas horas en Puerto Barrios, específicamente por lo operativos montados por la Procuraduría General de la Nación (PGN), junto al Ministerio Púbico (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC).

Por: José Alberto López

Al conocerse la noticia sobre el «rescate» de jóvenes de 16 y 17 años de edad que trabajaban como tenderos en distintas tiendas del puerto, las críticas no se hicieron esperar ya que muchas personas afirman que estos están aprendiendo a ganarse la vida honradamente, además de que hay una doble moral por parte de las autoridades ya que a los vagos, delincuentes y drogadictos no los sacan de las calles.

Hay algo que realmente me molesta y es la indiferencia de la población en general sobre este tema, ya que muchos ponen el grito en el cielo por lo que está ocurriendo pero nunca se han preguntado si alguna vez estos «chinos» de la tienda salen de atrás del mostrador, cuanto ganan o si alguna vez tienen vacaciones, simplemente dan por sentado que el «chino» de la tienda estará allí sin importar si es Navidad, año nuevo o en plena semana santa cuando pasan jalando las chelas para ir a la playa y el «chino» de la tienda allí está para despacharlas.

En la actualidad me cuesta llegar a un lugar en Puerto Barrios sin ser reconocido, pero tengo que admitir que esta información la tengo desde mucho antes que surgiera esta polémica, simplemente quiero hacer énfasis en que si tuviera que salir a realizar trabajo de campo en una investigación, hoy en día me sería prácticamente imposible, al menos en el puerto, ya que lo normal es que la gente se ponga a interrogarme con preguntas como: ¿Por qué lo hace? ¿Quién lo financia? ¿No le dan miedo esos corruptos? ¿Usted será candidato? Y así un largo etcétera… Así que si más preámbulos vamos con este reportaje.

Los esclavos modernos

Hace un tiempo publiqué un pequeño artículo en el cual afirmaba que los jóvenes porteños no quieren trabajar, y que por eso la mayoría de tiendas en Puerto Barrios son propiedad de migrantes locales, gente que viene de occidente o de la costa sur, los cuales traen consigo a sus propios trabajadores o los «chinos» de la tienda como se les conoce coloquialmente.

Realmente estaba errado al haber afirmado eso en su momento ya que no tenía toda la información, la cual posteriormente averigüé y me dio tanto asco el enterarme de la realidad pero por distintos motivos ya no hice una ampliación de dicha nota, así que más vale tarde que nunca y no existe un momento más perfecto que este.

Recuerda leer: Capturan a persona por contratar personas menores de edad en Izabal.

Los comentarios de la nota anterior en las distintas plataformas de redes sociales, tienen mensajes de indignación por parte de los usuarios, pero estos realmente desconocen lo que están criticando, como ya dije anteriormente, para ellos el «chino» de la tienda simplemente tiene que estar allí «trabajando» y nada más importa.

No tienen ni idea

Toda esta gente que critica el actuar de la PGN no tiene ni idea de que el «chino» de la tienda en muchas ocasiones no tiene ni salario y si bien le va, gana la absurda cantidad de entre quinientos hasta ochocientos quetzales (Q500-Q800) al mes, los cuales envían casi en su totalidad a sus familias que viven en el área rural, a las cuales a veces pasan años sin ver debido a su trabajo.

Desconocen que esta situación no solamente afecta a los menores de edad, estos pueden ser rescatados por la PGN. ¿Pero a los mayores quién los rescata? Esos están condenados a pasar una vida de esclavitud en la que la tienda es todo su universo, no conocen nada más allá del mostrador y el único momento en el que pueden ver el cielo es cuando salen a barrer por la mañana cuando abren.

El «chino» de la tienda, vive en la tienda, mientras tú vas para la playa con tus amigos y vuelves al amanecer con una cruda de campeonato, el «chino» de la tienda ya está barriendo enfrente para seguir en ese círculo de esclavitud del que nunca saldrá.

Hay algo más preocupante

Otra información que logré averiguar fue sobre el lavado de dinero que se lleva a cabo en estos negocios, pero al parecer esto solo ocurre en México, ya que los cárteles han utilizado este tipo de negocios para blanquear el dinero obtenido por las drogas, aunque he leído a varias personas en Internet, que afirman que esto ya podría estar ocurriendo en Guatemala.

Además, recordemos que este tipo de personas son vulnerables debido a su ignorancia en temas legales, aceptan poner empresas a su nombre y al final terminan en la cárcel cuando todo revienta, mientras que los que realmente se hicieron millonarios, salen librados de todo ya que sus nombres no figuran en la documentación, este es otro tema del que sale un bonito reportaje.

Conclusión

Para terminar simplemente quiero manifestar mi alegría por el actuar de la Procuraduría General de la Nación, realmente espero que esos jóvenes que salieron de ese infierno puedan tener un futuro mejor que ser esclavos de un patrón que se enriquece a base de explotación.

El trabajo infantil no debería de existir en ningún país del mundo, los menores lo que tienen que hacer es prepararse para el futuro, la educación es primordial para que puedan desarrollarse y emprender en lo que ellos quieran o trabajar en el área que deseen.

Nadie en este país ni en el resto del mundo debería de ser privado de tener la oportunidad de hacer realidad sus sueños, la gente que sea sorprendida explotando a menores o a cualquier ser humano, debería de ser ejecutada por el bien de la humanidad.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram en el cual compartimos ideas, temas de interés nacional e internacional y todo tipo de curiosidades, pulsa o dale clic a este texto para acceder.

Recuerda descargar nuestra aplicación la cual te será de mucha utilidad para esta crisis, puedes pulsar sobre este texto para ir a la Play Store de Google, está disponible solamente para dispositivos Android.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba