GUATEMALAPUERTO BARRIOS

Carlos Estrada: Un político fracasado convertido en un costoso parásito

Mucho se especulaba sobre a donde sería colocado Carlos Estrada, como es costumbre con los altos mandos del partido oficial que buscaron una diputación y fracasaron, por lo general los recompensan dándoles a administrar la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomas de Castilla (EMPORNAC), los ponen de Gobernadores o les dan a dirigir algún ministerio, pero en este caso el hombre fue inteligente y optó por un puesto muy discreto pero con un salario muy jugoso.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram en el cual compartimos ideas, temas de interés nacional e internacional y todo tipo de curiosidades, pulsa o dale clic a este texto para acceder.

Ferrovías de Guatemala es una empresa privada que tiene en usufructo toda la red ferroviaria del país, el Estado es quien coloca al Administrador Único y Representante Legal que en este caso es Carlos Estrada, el cual fungió entre la directiva departamental del partido político Vamos, buscó una diputación por Izabal y fracasó, debido a eso fue premiado con dicho cargo por el cual gana alrededor de cincuenta mil quetzales (Q50,000.00) al mes.

A diferencia de otros políticos fracasados, Estrada se mantuvo alejado de la portuaria y de la Gobernación Departamental, lugares que son constantemente saqueados por los corruptos que son asignados para dirigirlos, cualquiera que llega a los altos cargos de dichas entidades, da por terminada su carrera política ya que el daño a su imagen es irreparable.

Q700 mil al año por no hacer nada

Ferrovías en Puerto Barrios prácticamente no existe, pero las línea del ferrocarril allí están, el día de ayer quedó en completa evidencia que no hay autoridad que accione en contra de los delincuentes que se las roban.

Delincuentes desentierran los rieles para ir a venderlos a las chatarreras, según dicen pagan a hasta Q400 por cada riel.

Según la información disponible, algunas chatarreras pagan hasta cuatrocientos quetzales (Q400.00) por un riel, aunque la compra de los mismos es ilegal por lo cual cada vez que adquieren estos ilícitos proceden a cortarlos rápidamente para que no haya evidencia que los pueda incriminar.

Son alrededor de cincuenta mil quetzales (Q50,000.00) a mes o unos setecientos mil quetzales Q700,000.00) al año los que recibe Carlos Estrada por el cargo de Administrador Único y Representante Legal de Ferrovías de Guatemala, dinero que no es suficiente al parecer ya que este hasta permite que se roben lo que queda de las vías.

Carlos Estrada es el vivo ejemplo de un parásito bueno para nada mantenido con los impuestos de los guatemaltecos productivos, alguien que solo busca cargos públicos para servirse del dinero público y no para generar cambios reales que eleven la calidad de vida de los guatemaltecos.

Es muy probable que lo veamos buscando una diputación o cargo similar en las próximas elecciones, así que en ti queda si le das tu voto a una escoria de su clase, si bien no está al nivel de Hugo Sarceño en bajeza, es de un rango parecido.

Recuerda descargar nuestra aplicación la cual te será de mucha utilidad para esta crisis, puedes pulsar sobre este texto para ir a la Play Store de Google, está disponible solamente para dispositivos Android.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba