INTERNACIONALES

El polémico aborto de una mujer con 7 meses de embarazó

Una mujer de Colombia, que se encontraba en el séptimo mes de gestación, decidió no continuar con el embarazo porque adujo que tenía problemas psicológicos y no estaba preparada para ser madre. Respaldada por los médicos, que comprobaron su estado, y avalada por la ley, la joven se sometió a un aborto legal. «Mataron a mi hijo», declaró su ex novio, que había iniciado una campaña en redes sociales para evitar la interrupción.

Según las leyes colombianas, el aborto se puede realizar en ciertos casos: violación, incesto, malformación y peligro para la salud o la vida de la madre. La situación de la joven, A. P., de 22 años, residente de la ciudad de Popayán, entraba en este último ítem.

“Estoy en la clínica porque psicológicamente yo no me encuentro bien, todo lo que ha pasado me ha traído problemas psicológicos a mí, lo único que quiero es que esta pesadilla no esté pasando (…) “No me siento capaz de tener este bebé, por más que he tenido terapias no me siento bien”, había dicho la mujer según RCN radio.

El ex novio de la chica, Juan Pablo Medina, de 25 años, se opuso en todo momento al aborto. En septiembre de 2019, ambos se enteraron de que ella estaba embarazada de tres meses. Y en diciembre cortaron la relación.

Medina llamó Juan Sebastián a su hijo y en las redes sociales habían iniciado una campaña con los hashtag #salvemosajuanse y #NoAlAbortoDeJuanSe para tratar de evitar el aborto.

«Vivíamos con mi pareja una relación estable y feliz cuando planeamos de que Juan Sebastián llegara a este mundo. Por presiones familiares ajenas y contra mi voluntad, ellos deciden acabar con la vida de mi hijo. Con apoyo de instituciones privadas y públicas, se están vulnerando todos mis derechos como mi papá. Mi mayor deseo es verlo nacer, crecer y amarlo por siempre», había asegurado en un video.

El secretario de Salud de Popayán, Óscar Ospina, dijo según la BBC: «El Ministerio de Salud y la Corte (Constitucional) han orientado que debe haber una certificación de un médico o de un psicólogo, y en este caso estaba certificado por el respectivo profesional que la joven tenía problemas mentales de depresión».

Profamilia, la entidad privada que le practicó el procedimiento a la joven, se amparó en la causal «peligro para la salud o vida de la madre» para tomar la decisión.

«@ProfamiliaCol cumple con instrucción judicial y el deber legal de actuar conforme a la Sentencia C-355 de 2006. (…) Ninguna mujer que ejerza sus Derechos Sexuales y Reproductivos, debe enfrentar barreras ni ser víctima de persecución y discriminación. La vivencia de la sexualidad y reproducción es íntima e individual. #abortosincondiciones #AbortoSeguro», dijo en un comunicado la directora Marta Royo.

Ahora, Juan Pablo Medina dijo que «mataron a su hijo» y que está «afectado psicológicamente» por el hecho. Además, aclaró que denunciará penalmente a la mujer, según informó Blu Radio.

ZALO CARRILLO

Sin compromiso con ningún político. Si algo de mi nota no te gusta puedes comunicarte al 32136482 y no te quejes con nadie mas que yo no tengo jefe a quien darle cuentas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba