NACIONALES

El caso del alcalde y unos policías perseguidos en una borrachera

Un alcalde en un cantina, un grupo armado, policías corriendo con miedo por las calles y una tienda usada como refugio. Esta es una historia del occidente guatemalteco.

Florencio Carrazcosa Gamez es el nombre del alcalde de Joyabaj, Quiché. Tiene el control del municipio desde hace diez años. Es el funcionario que protagoniza este caso que no avanza desde hace casi tres años. Hoy ese jefe edil busca su reelección con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

*La Información fue obtenida de SOY502.

19 de septiembre de 2016. Era una noche como otras, la policía retiraba a los clientes de cada centro nocturno en Joyabaj. En su lista seguía Black and White, una cantina ubicada en ese municipio en la que bebían cinco hombres, entre ellos el alcalde.

“Se procedió a tratar de registrar a tres de ellos, no así a dos de ellos, ya que era el señor Florencio Carrascoza Gámez, alcalde municipal del municipio, y el otro era su acompañante, quienes también estaban ingiriendo bebidas alcohólicas”, se lee la declaración que rindió uno de los agentes policiales un día después de esa noche.

Cuando los policías intentaron identificar a los otros tres hombres, el alcalde lo impidió. “Culeros” y “basuras”, así los insultó el jefe edil mientras cuestionaba quién los había mandado a esa cantina, según la declaración del agente.

En ese instante los oficiales intentaron retirarse del lugar, pues el alcalde le dio una orden a su acompañante: “llamar a los patrulleros”. Cuando intentaron salir del bar, el jefe edil se puso en la puerta junto con el otro hombre y al mismo tiempo les anunció que nadie saldría de este sitio.

CONTRÁTALO YA EN EL ÁREA DE PUERTO BARRIOS

Uno de los agentes trató de tranquilizar al alcalde, pero no lo logró. En cambio recibió un golpe en la boca del estómago. Pese a la agresión, el agente en su denuncia señaló que no buscaron “reducir al orden al alcalde” debido a su inmunidad como funcionario.

Todo lo ocurrido quedó registrado en un audio que tomó la única mujer que formaba parte del grupo de agentes. Ella trató de ser discreta mientras grababa, pero el alcalde lo supo e intentó abalanzarse contra ella.

Ese instante fue usado por los policías para escapar. Los agentes solo lograron correr unos cincuenta metros. Dos disparos sonaron cerca. Segundos después apareció un automóvil de color negro persiguiéndolos. Dentro de este vehículo se trasladaba el alcalde. Ellos se reguardaron detrás de otros vehículos estacionados frente a una clínica, temían que los atropellaran.

Una persona que pasaba por el lugar, a quien identificaron en la denuncia, intentó ayudarlos y permitió que abordaron su picop. El otro vehículo, en el que se transportaba el jefe edil, no dejó que avanzaran y les interceptó el paso, según la denuncia.

Los agentes descendieron del vehículo y se refugiaron dentro de una tienda. Ya en ese lugar un grupo de hombres armados y encapuchados ingresaron. Los agentes estuvieron retenidos hasta que el alcalde llegó, quien volvió a increparlos por haber ingresado a la cantina. “¿A dónde vamos a parar con estos policías?”, les dijo.

Segundos después una llamada que recibió uno de los hombres armados hizo que alcalde los dejara ir. Así quedo consignado el relato de uno de los policías.

La versión del alcalde
Tres días después de que el agente presentara la denuncia, el alcalde también acudió al Ministerio Público (MP) para presentar una contra los policías.

El alcalde narró que estaba en Black and White cuando los policías ingresaron. “Me pusieron con las manos en la pared y me dieron varios puntapiés con objeto de que abriera las piernas”, dijo.

Su denuncia no es detallada como la del agente policial. Su versión es que lo tuvieron retenido quince minutos y le fueron cometidos “vejámenes y tormentos”. Los policías, aseguró, le dijeron que podían hacer lo que quisieran con su uniforme.

Etiquetas

ZALO CARRILLO

Sin compromiso con ningún político. Si algo de mi nota no te gusta puedes comunicarte al 32136482 y no te quejes con nadie mas que yo no tengo jefe a quien darle cuentas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Abrir chat
Hola
¿Te gustaría recibir estas noticias en tu Whatsapp?