Síntomas de cáncer de intestino

437

El tumor intestinal es uno de los tipos más frecuentes de cáncer, especialmente si es del tipo colorrectal, es decir, cuando afecta a las partes finales del intestino grueso llamadas colon y recto. Sin embargo, el cáncer de intestino es aún más amplio, pudiendo alcanzar otras partes del órgano.

Peligroso, tiene su origen en hábitos inadecuados y en alteraciones comunes. Por lo tanto, el diagnóstico precoz y la identificación de los síntomas del cáncer de colon son las mejores armas para prevenir la enfermedad.

¿Qué es el cáncer de intestino?

El cáncer de intestino es un tumor caracterizado por la multiplicación desordenada de células malignas en cualquier parte del órgano, que se divide en intestino delgado, grueso, recto y ano. Cuando afecta el intestino grueso y el recto, se llama específicamente cáncer colorrectal.

-Publicidad-

Si no se trata, el cáncer puede migrar a otras partes del cuerpo, por proximidad, por el torrente sanguíneo o los ganglios linfáticos, y perjudicar diversas funciones del organismo.

Causas

Generalmente, este tipo de tumor es fruto de factores genéticos, evidenciados por el análisis de la historia de cáncer en la familia. Sin embargo, también tiene relación con factores externos como pólipos intestinales, que son elevaciones inicialmente benignas en la pared del colon o recto, y otros padecimientos inflamatorios del intestino.

Además, una dieta grasosa, con mucha carne roja y pocas fibras también puede acarrear el problema. Nadie sabe con certeza por qué la mala alimentación aumenta el riesgo de cáncer, pero algunas teorías sugieren que estimula la producción de células madre en el intestino, que en grandes cantidades pueden causar tumores.

Como factores de protección están la práctica de actividades físicas y los tratamientos para abandonar el tabaquismo y el consumo de bebidas alcohólicas.

Síntomas

Fase inicial e intermedia

Los signos de cáncer de intestino más comunes incluyen:

  • Cambios en el hábito intestinal (diarrea o estreñimiento)
  • Incomodidad o dolor abdominal o rectal
  • Sangrado anal y en en las heces
  • Anemia

Fase avanzada

En esta fase de la enfermedad puede surgir:

  • Adelgazamiento no explicado
  • Dolor abdominal progresivo
  • Fatiga
  • Falta de aire

Diagnóstico

Además de la observación de los síntomas de cáncer de intestino, el tumor puede ser diagnosticado precozmente por medio de la recolección y análisis de sangre oculta en las heces, colonoscopias o rectosigmoidoscopias. Estas pruebas se pueden realizar en quienes ya presentan signos o quienes están en el grupo de riesgo.

De acuerdo con la oncóloga brasileña Sheila de Oliveira Ferreira, por encima de todas las otras pruebas, la colonoscopia es la principal para la detección del cáncer de intestino, ya que es capaz de ver el órgano y permite hacer biopsias de lesiones sospechosas.

¿Tiene cura?

Según la especialista, las posibilidades de supervivencia de este tipo de cáncer son de más del 90% si el diagnóstico ocurre en las fases iniciales.

Tratamiento del cáncer de intestino

Los cuidados dependen de la localización y de la etapa de la enfermedad. Pueden abarcar cirugía, quimioterapia y, en el caso de los tumores de recto, radioterapia.

Cirugía

La cirugía para el cáncer de intestino tiene como objetivo retirar el tumor para evitar la metástasis y otras complicaciones. Es indicado para tumores en fases iniciales y también puede abarcar la retirada de focos de metástasis, principalmente si están localizadas en el hígado o el pulmón.

Radioterapia

Esta terapia se aplica especialmente en el caso de tumor rectal o anal, ya sea en conjunto o por separado de la quimioterapia y la cirugía. El método abarca la exposición del cáncer a la radiación ionizante con el fin de aniquilar o inhibir el crecimiento de las células malignas.

Quimioterapia

La quimioterapia puede hacerse después del tratamiento quirúrgico, para eliminar cualquier vestigio maligno, o antes de él, para disminuir el tumor. Ese tratamiento se basa en la utilización de sustancias químicas para inhibir y exterminar el cáncer. Puede administrarse junto con la radioterapia o de forma aislada para el control de la enfermedad.

 

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Ligia Lotério