Revelan un macabro satanismo en la Mara Salvatrucha

869

En una reciente publicación del periódico Washington Post especialistas explican y detallan como la Mara Salvatrucha tendría un presunto “pacto con el diablo”.

La policía estadounidense asegura que la pandilla MS-13 tiene un largo historial de satanismo y según expertos consultados por el referido medio norteamericano, algunos de los fundadores de la estructura criminal eran adoradores de satanás. Pese a que el supuesto vínculo con el satanismo disminuyó en los últimos 30 años, los pandilleros todavía utilizan apodos satánicos, tatuajes y simbolismos, como el de la mano de los cuernos.

La anterior es la seña que representa a la MS-13 y es también conocida como la garra. El Washington Posttambién refirió que los mismos pandilleros confesaron a las autoridades que cometieron hechos delictivos para “La bestia”.

-Publicidad-

“La bestia quería un alma”, relató un pandillero a las autoridades, tras asesinar a una niña de 15 años que irrespetó su altar satánico.

Un niño que se volvió hombre en la pandilla

Otro caso es el de José Del Cid, un salvadoreño que llegó a Estados Unidos de manera ilegal en 2012, cuando ya era todo un asesino. Su propia madre casi se convirtió en su propia víctima. Ella lo echó de la casa cuando era un niño, a los 9 años (todavía en El Salvador), recoge The Washington Post.

Miembros de la “Park View Locos Salvatrucha” lo encontraron durmiendo junto a un río, se lo llevaron, le dieron una escopeta y lo enviaron a casa para matar a su madre. Él haló el gatillo, pero el arma no se disparó, según testificó en una corte federal de EE.UU. el año pasado.

Él colaboraba con la pandilla y fue ascendido cuando ayudó en el asesinato de un hombre. Se convirtió en pandillero cuando atacó con un machete a otra persona y luego le dio una paliza que duró 13 segundos.

Después de un tercer asesinato huyó a los Estados Unidos y se unió a la pandilla de la MS local y continuó cometiendo crímenes.

Otros indicios

En septiembre de este año la policía estadounidense conoció de un sangriento caso de asesinato en el parque regional Wheaton, en Maryland (EUA), donde fue encontrado el cuerpo de una víctima en una tumba poco profunda.

De acuerdo con documentos judiciales y policiales, la víctima fue apuñalada más de 100 veces, la decapitaron, la desmembraron y le extirparon el corazón. El homicidio acaparó incluso los titulares de periódicos británicos, que se refirieron al hecho como un “asesinato satánico”.

A mediados de la década del 2000 la violencia de la MS-13 regresó a Estados Unidos con asesinatos en Washington, que eran cada mes más brutales, según medios como Los Ángeles Times y The Independent.Estos incluían la muerte de mujeres y adolescentes mutiladas.

En el 2005 la Asociación de Investigadores de Bandas de Virginia organizó un seminario para reforzar las leyes contra la MS-13 y el satanismo.

Más información aquí

*Con información de La Prensa Gráfica