NACIONALES

Hace 24 años fue el último fusilamiento en Guatemala

El 13 de septiembre de 1996 se ejecutaban a las últimas dos personas por medio del fusilamiento, un hecho muy mediático que motivó la reforma de la aplicación de la pena de muerte, cambiándola por la inyección letal.

Durante el gobierno de Jorge Ubico (1931-1944), el control sobre la población se mantuvo por políticas represivas y hábiles.

La aplicación de la ley fuga, el control de las cárceles —las cuales estaban atestadas tanto de criminales comunes como de presos políticos y el fusilamiento fueron parte de ese régimen.

Ejecución de los reos Pedro Castillo y Roberto Girón por medio de fusilamiento, en la granja penal Canadá, en Escuintla el 13 de septiembre de 1996.

La sociedad guatemalteca ha visto desde el siglo XIX cómo los gobiernos aplican la ejecución de la pena de muerte.

El primer fusilamiento registrado en el país data de 1840, cuando el presidente de la República, general Rafael Carrera, envió al paredón a Roberto Molina, alcalde de Quetzaltenango, quien fue ejecutado junto con sus concejales.

El 10 de febrero de 1998 se ejecutó a Manuel Martínez Coronado, primero por inyección letal, por la masacre de una familia.

La última ejecución por fusilamiento tuvo lugar el 13 de septiembre de 1996, con gran atención mediática, al punto de haber sido televisada en directo.

Esto hizo que se pasara de las armas a la inyección letal.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar