MUNDO

De esta manera los estafadores pueden robar tu identidad

Por desgracia, estas fechas trae consigo un aumento de cibercrímenes y tienes que estar preparado para no caer en la trampa.

¿Te han llamado de una central de información para confirmar los datos de los plásticos que tienes en tu poder? Ten cuidado, puedes estar siendo víctima de suplantadores de identidad que usan tu información en redes sociales y que tienes de forma pública. No creas que no te puede pasar, son expertos en lo que hacen.

La modalidad más común que se presenta para el robo de tu identidad y la información de tus tarjetas con los bancos es la siguiente:

Entra una llamada a tu celular de un número desconocido, y una amable operadora te comienza a informar que, por tu excelente manejo con sus productos financieros, fuiste beneficiado con un “portafolio preferencial”, y para ello requieren confirmar unos datos de tus tarjetas. Así comienza un dolor de cabeza y un duro golpe a tu bolsillo, los cibercriminales te han contactado.

Nadie da datos al primero que le llama, sin embargo, aquellas personas que se dedican a este crimen, son tan hábiles en su manera de hablar y de interrelacionarse, que te van envolviendo y terminan sacando información sin que llegues a darte cuenta en qué momento la estás entregando.

Estas llamadas en las cuales se comunican de alguna empresa y llaman para verificar si se recibió la información, se caracterizan porque le anuncian al usuario que es objeto de una ampliación de servicios y coberturas a las que tiene derecho por manejar una tarjeta de crédito; y con datos en mano le confirman nombre, número de identificación correo y dirección de correspondencia; para este punto, el que recibió la llamada está convencido de que quien le está contactando proviene de una compañía legal, ya que tiene todos sus datos correctos. Todos pueden caer.

Luego preguntan datos tan privados como la fecha de vencimiento del plástico, o el número de tarjeta, sin llegar a involucrar ningún banco específico y con la excusa de que no importa el banco al que pertenecen sino la franquicia de las tarjetas, logran engañar y recaudar información que es completamente privada y con la que ellos perfectamente pueden llegar a realizar compras fraudulentas sin que el usuario llegue a darse cuenta.

Casos como estos ocurren a diario, y con diferentes excusas llegan a engañar a los usuarios de las tarjetas quienes sin darse cuenta, terminan entregando información. De esta manera terminan siendo estafados.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar