EL PUERTO INFORMA

Noticias de Izabal

MUNDO

Chile tiene la sanidad más eficiente de Latinoamérica; Guatemala, la menos

Los países de la región tienen grandes oportunidades de mejora en gasto farmacéutico y atención primaria, según un estudio de eficacia publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo

 

La sanidad de Chile es la más eficiente de América Latina. Y la de Guatemala se sitúa última de la clasificación. El primer estudio de eficacia de los sistemas de salud en la región, que ha publicado recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), revela, sin embargo, que la mayoría de ellos tienen mucho que mejorar.

Entre los 71 países analizados, 22 de 27 latinoamericanos y caribeños se sitúan en la mitad inferior de la tabla y, de ellos, 12 están en el último cuarto. Chile ocupa el octavo puesto (ver cuadro). El objetivo del estudio es, según Diana Pinto, especialista líder en salud del BID y una de las autoras, evaluar la eficacia y analizar en qué puede mejorar cada país a la hora de sacar el máximo partido al dinero invertido en sanidad, comparándolo con otros países del mundo. Esto será de especial importancia en un contexto macroeconómico que no pronostica grandes aumentos presupuestarios en la región.

Para evaluar el desempeño de cada sistema, los investigadores han usado una metodología homologada en todo el mundo que compara las inversiones en salud tanto del sector público como del privado con resultados medibles, como la esperanza de vida, las tasas de vacunación, la mortalidad infantil, la atención durante el parto y el acceso a servicios especializados, entre otros. Es un informe más cuantitativo que cualitativo; no mide, por ejemplo, variables como la calidad del servicio, la atención al paciente, el estado de conservación de los hospitales o las listas de espera.

Pero sirve para dar una foto de eficiencia que muestra que, en general, los países de América Latina y el Caribe tienen resultados particularmente peores en la provisión de acceso equitativo a los servicios que los de la OCDE, según el informe. “Por el lado positivo”, subraya, son relativamente parecidos a ellos en cuanto a la esperanza de vida a los 60 años y la tasa de mortalidad de menores de cinco. Esto no quiere decir que obtengan los mismos desempeños absolutos, sino que el rendimiento es similar teniendo en cuenta el nivel de desarrollo y la cantidad de recursos gastados.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *