Muerte de 33 presos en cárcel de Brasil es ajuste de cuentas

Muerte de 33 presos en cárcel de Brasil es ajuste de cuentas

166
Compartir

La muerte de 33 presos encontrados en una cárcel del estado brasileño de Roraima, en el norte del país, se produjo por un ajuste de cuentas interno por parte de miembros de la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC), informó hoy el ministro de Justicia, Alexandre de Moraes.

“Según las informaciones iniciales, tres de los muertos eran violadores, que estaban ya separados, y los demás eran rivales internos que habían traicionado a los demás. Entonces en el lenguaje popular sería un ajuste de cuentas interno, lo que no resta gravedad a los hechos”, afirmó el ministro en una rueda de prensa en Brasilia.

La matanza ocurrió esta madrugada en la Penitenciaria Agrícola de Monte Cristo (Pamc), en Boa Vista, capital de Roraima, donde algunos de los reos del centro decapitaron y descuartizaron a otros internos y posteriormente amontonaron los cuerpos en pasillos de la cárcel.

“No es aparentemente una venganza del PCC contra Família Do Norte (FDN)”, comentó De Moraes, en referencia a una posible venganza de los primeros por la masacre que tuvo lugar entre el 1 y el 2 de este mes en una cárcel de Manaos, capital del estado de Amazonas, en la que 56 presos fueron asesinados supuestamente por miembros de FDN.

En otra prisión de Manaos se registraron a comienzos de este año otras cuatro víctimas, lo que elevó la cifra total a 60 muertos.

Asimismo, en octubre del año pasado diez presos murieron durante un reyerta entre clanes rivales en el Pamc, la mayor cárcel de Roraima, un estado fronterizo con Venezuela y Guayana, suceso a partir del cual se realizó una separación de los internos según la banda a la que pertenecían.

“Desde las últimas rebeliones que ocurrieron en Roraima desde octubre, hubo una separación de los presos de esa facción en ese centro, por tanto todos eran ligados al PCC”, aseguró el ministro, quien manifestó que las informaciones todavía son preliminares.

Este último episodio ocurrido en Roraima es la tercera mayor matanza carcelaria de la historia de Brasil, por detrás de la que se registró en 1992 en Sao Paulo -donde murieron 111 presos- y la que tuvo lugar en Manaos entre el 1 y 2 de enero.

FUENTE: EFE